¿Difi­cul­tades à la hora de ase­gurar a ciu­da­danos extran­jeros no pro­ce­dentes de la UE en el seguro sanitario?

Para los agentes, en algunas cir­cun­stancias es importante conocer los casos excep­cio­nales del régimen de la segu­ridad social porque no siempre es sen­cillo decidir si un cli­ente en par­ti­cular debe o puede ase­gur­arse de forma privada. En algunos casos, es más adecuado para todas las partes impli­cadas buscar una vía en el régimen de seguro médico público.

Según el Minis­terio de Exte­riores, existen nueve obser­va­ciones distin­tivas rela­tivas al requi­sito de visado para los 199 estados y ent­idades regio­nales recogidos.

Esto signi­fica que tam­bién se deben tomar en con­si­der­a­ción estas par­ti­cu­la­ridades para cada soli­citud de inclu­sión en el seguro sanitario.

Cuando ciu­da­danos extran­jeros viajan a Ale­mania sujetos a una obli­ga­ción de visado, a menudo nece­sitan un seguro espe­cial, el llamado seguro Inco­ming. Entre otros, ofrecen ese tipo de acuerdos ADAC, Allianz, Euro­päi­sche Rei­se­ver­si­che­rung (ERV), Hanse MerkurWürz­burger.

Si las per­sonas en cues­tión per­ma­n­ecen luego en Ale­mania, quedan incluidas en la obli­ga­to­riedad de seguro. Es impe­ra­torio que cont­raten un seguro de salud púb­lico o privado.

Cuando no exista una ocup­a­ción que exija afi­li­a­ción de carácter obli­ga­torio à la segu­ridad social y no se celebre o haya celeb­rado matri­monio con una per­sona inscrita à la segu­ridad social, las per­sonas extran­jeras de países no inclu­idos en la UE se encuen­tran a menudo ante un pro­blema al parecer insalvable.

El con­cepto «seguro obli­ga­torio» puede resultar, en oca­siones, irritante.

Para los terceros ajenos, la noción del (sub­or­di­nado) «seguro obli­ga­torio de aco­gida» parece más sen­cilla de entender.

Esta obli­ga­to­riedad de estar ase­gu­rado incluye a aquellas personas

• que no tienen otro derecho a cober­tura en caso de enfer­medad y que han estado ase­gu­rados por último de forma púb­lica o hasta la fecha no han estado ase­gu­rados, ni de forma púb­lica ni privada,

no son autó­nomos en calidad de acti­vidad principal y no están obli­gados a afi­li­arse a un régimen de seguro en virtud del art. 6, ap. 1, 2 del Quinto Libro del Código Civil alemán (SGB V).

del art. 5, ap. 1 n.º 13 del Quinto Libro del Código Civil alemán (SGB V) o art. 2, ap. 1 n.º 7 KVLG 1989 para los seguros méd­icos agrícolas

Las per­sonas que se mudan a Ale­mania por pri­mera vez desde el extran­jero obti­enen una con­si­der­a­ción distinta por parte de la legis­la­ción en fun­ción de su nacionalidad.

Si la nacio­nalidad es

• de un país de la UE, el Espacio Econó­mico Europeo (EEE) o Suiza,

o

• de un tercer país, esto es, no de la UE, el EEE o Suiza.

En el primer caso, el estado de resi­dencia se basa en la Ley sobre la libre circulación/UE. Con arreglo a esta, no se requiere ningún permiso de resi­dencia, sino más bien la inscrip­ción en el regi­stro civil como cer­ti­fi­cado de residencia. 

Los ciu­da­danos de la Unión sin acti­vidad laboral están sujetos al art. 4 de la Ley sobre la libre circulación/UE y tienen, por tanto, derecho a entrar en el país y per­ma­n­ecer en este por un máximo de 90 días si dis­ponen de recursos finan­cieros sufi­ci­entes y una cober­tura de seguro médico. Por tanto, no se pueden ase­gurar a efectos de asis­tencia sani­taria. Esto cambia en caso de demo­strarse una bús­queda de empleo: en ese caso, quedan sujetos al art. 2 de la Ley sobre la libre circulación/UE. Esta ley se basa en la Direc­tiva 2004/38/CE del Par­la­mento Europeo y del Con­sejo de 29 de abril de 2004.

En el caso de los ciu­da­danos de «terceros países», des­em­peñan un papel decisivo las distintas obli­ga­ciones de visado per­ti­nentes y su valor­a­ción para optar al seguro obli­ga­torio de aco­gida. Además, el momento de la soli­citud con arreglo a este seguro obli­ga­torio de aco­gida es de cru­cial importancia.

Per­sonas que regresan del extranjero

Los retorn­antes desde el extran­jero se dife­ren­cian en fun­ción de su lugar de resi­dencia en el extranjero:

• en la UE, el Espacio Econó­mico Europeo (EEE), en Suiza,

o

• en un país extran­jero sin cont­rato, esto es, no de la UE, el EEE o Suiza.

Los retorn­antes de países sin cont­rato que han estado ase­gu­rados por último lugar en el régimen de seguro médico obli­ga­torio (dentro de la UE, el EEE o Suiza) antes de la estancia en el extran­jero están sujetos à la obli­ga­to­riedad de seguro con arreglo al art. 5, ap. 1, n.º 13 letra a del SGB V.

En el caso de los retorn­antes de la UE, el EEE o Suiza, es deter­mi­nante el tipo de seguro que se ha tenido en el extran­jero. Por lo general, se demu­estra por medio de un cer­ti­fi­cado de seguro europeo E 104 o SED S041. Si han estado ase­gu­rados en el régimen de seguro médico obli­ga­torio, la obli­ga­to­riedad de seguro se basa en el art. 5, ap. 1, n.º 13, letra a del SGB V.

En caso de haberse celeb­rado un cont­rato de seguro médico privado durante la estancia en el extran­jero, no se aplica la obli­ga­to­riedad de seguro según el art. 5, ap.1, n.º 13 letra a del SGB V

¿Es apli­cable a los cont­ratos de seguro médico privados? 

No. El régimen de seguro médico púb­lico sigue siendo el último seguro cuando se celebra un cont­rato de seguro médico privado que incluye

• solo un seguro de indem­ni­za­ción diaria por hospitalización,

• un seguro de pre­sta­ción por día de enfermedad,

• un seguro médico de for­mación, para el extran­jero o de viaje, o

• el empleador ha celeb­rado un cont­rato de seguro para grupos en el marco de una estancia en el extranjero.

Se con­si­deran ase­gu­radas en último lugar con un seguro médico privado las per­sonas que

• han celeb­rado un cont­rato de seguro médico privado que incluye un seguro total por gastos méd­icos o

• han celeb­rado un cont­rato de seguro médico privado que incluye un seguro total por gastos méd­icos com­ple­men­tario o

• han celeb­rado un seguro privado con derecho de adquisición.

Alcanzar la edad de 55 años

Haber alcanzado la edad de 55 años no tiene efecto alguno sobre la obli­ga­to­riedad de seguro en virtud del art. 5, ap. 1, n.º 13 del SGB V.

Las ase­gu­ra­doras privadas a menudo se remiten a las direc­tivas de acept­a­ción que impo­si­bi­litan la cele­bra­ción de un seguro. R+V y uni­Versa son, por ejemplo, algunas de las que rea­lizan seme­jantes afir­maciones. Por el con­trario, no resulta nada pro­ble­má­tico soli­citar una cober­tura de seguro à la insti­tu­ción del seguro Inco­ming, siempre y cuando el estado de salud lo per­mita y la ase­gu­ra­dora privada tam­bién ofrezca un seguro inte­gral privado propio. Esto no sería ningún pro­blema, por ejemplo, con Care Con­cept, pero no posible con ADAC. El pro­blema principal podría ser aquí la pre­sen­ta­ción de datos com­pletos, fide­di­gnos y veri­fi­ca­bles sobre el his­to­rial médico en el extranjero.

Quien desee probar suerte entre las ase­gu­ra­doras púb­licas, debe contar con la dene­ga­ción de un posible derecho a ase­gur­arse con la men­ción de la exis­tencia de un seguro médico privado (sus­ti­tu­tivo) hasta la fecha. Uno de los agentes del mer­cado afirma, literalmente:

«Si se requiere un visado para entrar al país y la soli­citud del mismo exige un seguro de enfer­medad exis­tente, úni­ca­mente es posible cont­ratar dicho seguro de enfer­medad a través de un seguro médico privado (p. ej., seguro Incoming)».

Esta jus­ti­fi­cación la pre­sen­taron, por ejemplo, tanto BKK Exklusiv como ADAC y tam­bién Care Con­cept (en aquel momento, con refe­rencia a Hanse Merkur como ase­gu­ra­dora privada). Tam­bién BKK Mobil, en la actu­alidad Mobil­kran­ken­kasse, seña­laba a comi­enzos de enero de 2017 que la acept­a­ción en el régimen de seguro médico púb­lico en el marco del art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b del SGB V no era posible. 

Además, se esta­blece lo siguiente:

«La obli­ga­to­riedad de seguro en virtud del art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b del SGB V esta­blece como requi­sito la pose­sión de un permiso de resi­dencia con una dura­ción de más de 12 meses. Si es necesario demo­strar un seguro de enfer­medad para obtener dicho permiso de resi­dencia, este no podrá ser nunca una afi­li­a­ción en el régimen de seguro médico púb­lico alemán con motivo de la obli­ga­to­riedad de seguro con arreglo al art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b del SGB V. Por lo general, en este caso úni­ca­mente es posible un seguro privado (p. ej., seguro Incoming)».

A con­ti­nu­ación, se dice:

«La obli­ga­to­riedad de seguro en virtud del art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b del SGB V no se da en los casos ante­riores cuando el seguro necesario en caso de enfer­medad en el momento de viajar a Ale­mania se suprima más adel­ante (p. ej., seguro Inco­ming o la supre­sión de un seguro de enfer­medad para viajes al extran­jero privado limitado en el tiempo «traído» del país de origen».

AOK Nie­der­sachsen rechaza un estudio indi­vi­dual de la situ­ación de cada caso par­ti­cular. À la preg­unta plan­teada, se obtuvo como respu­esta, entre otros, lo siguiente:

«Por lo general, tam­bién en caso de reno­va­ción del permiso de resi­dencia, se man­tiene la obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia según el art. 5, ap. 1, n.º 1 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia, de modo que suele quedar excluida la obli­ga­to­riedad de seguro según el art. 5, ap. 1, n.º 13 del SGB V tam­bién en el caso de reno­va­ciones más allá de doce meses.

En caso de duda acerca de la exis­tencia de la obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia, se debe obtener un cer­ti­fi­cado a través de las auto­ridades de extranjería».

En primer lugar, AOK Nie­der­sachsen con­di­ciona un posible derecho a ase­gur­arse à la exis­tencia o el ven­ci­mi­ento de la obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia. Las auto­ridades de extran­jería respons­ables, no obstante, por lo general no expiden un permiso de resi­dencia hasta que no se ha demos­t­rado la cele­bra­ción del seguro de enfer­medad necesario, momento en el que con­firman la supre­sión de la obli­ga­ción de decla­ra­ción exis­tente hasta el momento.

Las auto­ridades de extran­jería aceptan cada vez más una decla­ra­ción de inten­ciones «Good Will» no ofi­cial del seguro médico como dis­po­si­ción de inclu­sión, lo que ayuda cada vez más a resolver esta situación.

Con­sti­tuye asi­mismo un dilema el hecho de que la Ley de per­ma­nencia y el Código Civil de la Repú­b­lica Federal de Ale­mania no estén vin­cu­lados entre sí, y, de acuerdo con cono­ce­dores, las mismas auto­ridades de extran­jería lo con­si­deran un pro­blema. Con objeto de evitar esta impos­tura, los permisos de resi­dencia se expiden en parte por un año y un día, o 18 meses.

¿Cuáles son los hechos?

Un seguro Inco­ming no puede con­sti­tuir un seguro de enfer­medad sus­ti­tu­tivo, como tampoco un seguro médico para viajes al extran­jero.[1] Faltan com­po­nentes esen­ciales que podrían reem­plazar un seguro de enfer­medad pleno.

¿Qué ele­mentos carac­te­rizan un seguro de enfer­medad sustitutivo?

  • La dura­ción del seguro es, en principio, ili­mitada (art. 195, ap. 1, frase 2 de la Ley ale­mana de cont­ratos de seguros (VVG)
  • Posible sub­s­idio de los emplea­dores (art. 257, ap. 2, frase 1 del SGB V)
  • Las cotiza­ciones deben ser idén­ticas, el menos en parte, a las del régimen de seguro médico púb­lico, esto es, no pueden cubrir nin­guna diferencia
  • El cont­rato debe eje­cu­t­arse como un seguro de vida (art. 12, ap. 1 de la VAG)
  • A más tardar al alcanzar la edad de 21 años se debe abonar un com­ple­mento de cotiza­ción del 10 % (art. 12, ap. 4a de la VAG)
  • El ase­gu­rador no puede operar otros sec­tores aparte del seguro de enfer­medad sus­ti­tu­tivo (art. 8, ap. 1 a de la VAG)

¿Qué excep­ciones son apli­ca­bles a las per­sonas con permisos de resi­dencia temporales?

Con arreglo al art. 195, ap. 3 de la VVG, las per­sonas con un permiso de resi­dencia tem­poral pueden cele­brar un cont­rato de seguro de enfer­medad sus­ti­tu­tivo, si bien este no puede superar en ningún caso una dura­ción total de cinco años en caso de ren­un­ciar a las pro­vi­siones por enveje­ci­mi­ento.[2] En ese sentido, existe una excep­ción para ese grupo de per­sonas en lo que a los cri­te­rios arriba men­cio­nados se refiere.

En la prác­tica, esta excep­ción parece causar enormes pro­blemas a las per­sonas cuyo permiso de resi­dencia tem­poral se con­vierte en per­ma­nente (p. ej., por el naci­mi­ento de un hijo de un padre alemán). Si se observan las tarifas de cerca, es posible solu­cionar con rapidez este problema.

Como alter­na­tiva se men­ciona a menudo la tarifa base de los seguros de enfer­medad priv­ados cuando, debido à la decla­ra­ción de obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia men­cio­nada, no es posible una afi­li­a­ción al régimen púb­lico, y tampoco es posible un seguro privado com­pleto por motivo de la edad o de pro­blemas de salud. 

Esta tarifa básica de los seguros de enfer­medad priv­ados per­ma­nece blo­queada por ley y algunas sen­ten­cias judi­ciales con motivo de un permiso de resi­dencia tem­poral (véase, por ej., LG Mün­chen II, reso­lu­ción final de 6 de abril de 2011 – 10 O 1137/20 Ver)[3].

Los seguros Inco­ming no son un seguro de enfer­medad sustitutivo

Sin duda alguna, no es posible com­parar la tarifa «ADAC Reise-Kran­ken­ver­si­che­rung für Besu­cher der Bun­des­re­pu­blik Deutsch­land» (seguro de enfer­medad de viaje ADAC para visi­tantes en la Repú­b­lica Federal de Ale­mania) de ADAC de 01.2017 con las pre­sta­ciones del régimen de seguro púb­lico. Algunas de las dife­ren­cias esen­ciales son:

  • Dura­ción máxima del cont­rato de 12 meses
  • Mera asis­tencia aguda, pero sin asun­ción de costes de pro­fi­laxis dental, otros reco­no­ci­mi­entos méd­icos pre­ven­tivos o visitas de matronas no debidas a molestias
  • Sin pro­vi­siones por envejecimiento
  • Sin seguro obli­ga­torio de cuidados
  • Sin com­ple­mento de cotiza­ción del 10 % al alcanzar los 21 años de edad

Tam­bién las pre­sta­ciones de la tarifa «Care Expa­triate Com­fort» de 2011 de Care Con­cept con la insti­tu­ción que toma el riesgo Hanse Merkur difieren en gran medida de las pre­sta­ciones del régimen de seguro médico público:

  • Dura­ción máxima del cont­rato de 12 meses
  • La asun­ción de costes de visitas de matronas solo tiene lugar, tanto antes como des­pués del parto, en caso de molestias agudas
  • Sin pro­vi­siones por envejecimiento
  • Sin seguro obli­ga­torio de cuidados
  • Sin com­ple­mento de cotiza­ción del 10 % al alcanzar los 21 años de edad

À la luz de las ante­riores con­si­der­a­ciones, úni­ca­mente es admi­sible que tanto ADAC como Care Con­cept con­firmen que no deben enten­derse como un seguro de enfer­medad sustitutivo.

Lite­ra­tura reco­mendada: Encon­trará infor­mación más detal­lada sobre el tema en el comen­tario sobre seguros de enfer­medad priv­ados de Bach / Moser en las páginas 176–180.

Pri­mera difi­cultad: Anu­la­ción de la decla­ra­ción de obligación

En principio, con esto parece posible dar el salto del seguro Inco­ming al régimen de seguro médico púb­lico, si bien es necesario superar otros obstáculos.

El acceso al régimen de seguro médico púb­lico per­ma­nece dene­gado en el marco del art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b del SGB V mien­tras exista una obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia con arreglo al art. 5, ap. 1 de la Ley de per­ma­nencia ale­mana, esto es, una «decla­ra­ción de obli­ga­ción».  Varía de un caso a otro el hecho de que el ase­gu­rador realm­ente la soli­cite a las auto­ridades de extran­jería cor­re­spon­dientes, pero una decla­ra­ción de obli­ga­ción exis­tente en caso de aus­encia de veri­fi­cación podría dar lugar à la desa­pa­ri­ción de los requi­sitos de acceso para cam­biar del seguro Inco­ming al régimen público.

Las per­sonas afec­tadas debe­rían obtener una con­fir­mación de las auto­ridades de extran­je­rías respons­ables de que la emi­sión de un permiso de resi­dencia según el art. 28, ap. 1, p. 1, n.º 3 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia anula la decla­ra­ción de obli­ga­ción de una tercera per­sona ent­re­gada con ante­rio­ridad según el art. 68, ap. 1, p. 4 de la men­cio­nada ley.

Pri­mera difi­cultad alter­na­tiva: prueba de sub­sis­tencia garantizada

Si no se ha lle­gado a ent­regar una decla­ra­ción de obli­ga­ción, la per­sona extra­jera deberá demo­strar de otro modo que su sub­sis­tencia está garan­tizada para obtener un permiso de resi­dencia con arreglo al art. 2 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia. Según la frase 3, la sub­sis­tencia de una per­sona extran­jera está ase­gu­rada cuando es capaz de cos­te­arla, incluido un seguro de enfer­medad sufi­ci­ente (p. ej., afi­li­a­ción en el régimen púb­lico), sin hacer uso de recursos púb­licos. No se con­si­deran recursos púb­licos en virtud del art. 2, ap. 3, entre otros, las pre­sta­ciones por hijos y por la edu­cación de estos, los sub­s­idios paren­tales o las pre­sta­ciones de acuerdo con la Ley ale­mana rela­tiva à la con­ce­sión de anti­cipos para el man­ten­imi­ento de los hijos.

À la hora de otorgar o pro­longar un permiso de resi­dencia para rea­gru­pa­mi­ento fami­liar se tienen en cuenta las aport­a­ciones de los fami­liares a los ingresos del hogar.

Se con­si­dera ase­gu­rada la sub­sis­tencia para la con­ce­sión de un permiso de resi­dencia según el art. 16 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia (estu­dios, curso de idiomas, asis­tencia à la escuela) cuando la per­sona extran­jera dis­pone de recursos men­suales equi­va­lentes a sus nece­sidades men­suales, que quedan deter­mi­nadas por los art. 13 y 13a, ap. 1 de la Ley federal de fomento de la for­mación – BAföG (límite máximo de BAföG = máx. 861 euros para 2021/22).
Para con­ceder un permiso de resi­dencia en virtud del art. 28 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia (rea­gru­pa­ción fami­liar a ale­manes) se aplica un importe equi­va­lente a dos ter­cios del valor de refe­rencia (66 % x 3290,00 euros = 2171,40 euros – actua­li­za­ción de 2022) en el sentido del art. 18 del SGB IV como sufi­ci­ente para cubrir los costes de la subsistencia.

El Minis­terio de Asuntos Inte­riores alemán publica los importes mínimos para cada año natural hasta el 31 de diciembre del año ante­rior con arreglo a los límites 5 y 6. En cual­quier caso, resulta útil que la per­sona extran­jera reciba unos ingresos regu­lares y demo­stra­bles por encima del umbral de riesgo de pobreza.  En el caso de parejas no casadas, es posible dado el caso cargar en cuenta los pagos de pen­sión ali­men­ticia à la pareja extran­jera con la decla­ra­ción de la renta con la ofi­cina de Haci­enda (Anexo U).

Segunda difi­cultad: el pasado

Si la obli­ga­ción de garan­tizar la sub­sis­tencia con arreglo al art. 5, ap. 1, n.º 1 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia desa­pa­rece con el permiso de una resi­dencia per­ma­nente, seguirá sin darse la obli­ga­to­riedad de seguro con arreglo al art. 5, ap. 1, n.º 13, letra b de SGB V cuando

  • haya exis­tido en último lugar un seguro de enfer­medad privado*

y

  • en su vida pro­fe­sional ante­rior, la per­sona hubiera sido princi­palm­ente autó­nomo o formado parte de las per­sonas no obli­gadas a afi­li­arse a un régimen de seguro según el art. 6, ap. 1 o 2 del SGB V si ha eje­r­cido su acti­vidad dentro el país.

*Un seguro Inco­ming es un seguro de viaje y no cuenta, en este sentido, como seguro de enfer­medad privado

Si se cumplen los requi­sitos para la obli­ga­to­riedad de seguro en virtud del art. 5, ap. 1, n.º 13 letra b del SGB V, la afi­li­a­ción con arreglo al art. 186, ap. 11, frase 2 del SGB V comenzará con el primer día de validez del permiso de resi­dencia per­ma­nente (= fecha de emisión)

Lista de veri­fi­cación para la inclu­sión de una afi­li­a­ción en el régimen púb­lico para extran­jeros no pro­ce­dentes de la UE

• Carácter «ase­gurable» según art. 5, ap. 11, frase 1 del SGB V

Con­fir­mación del pro­ve­edor del seguro Inco­ming de que este no satis­face los requi­sitos de un seguro de enfer­medad com­pleto sustitutivo

For­mu­lario de soli­citud para la ase­gu­ra­dora púb­lica escogida

• Copia del permiso de resi­dencia que incluya el período de validez

• Con­fir­mación de las auto­ridades de extran­jería respons­ables de que (ya) no es necesaria una decla­ra­ción de com­promiso de con­for­midad con el art. 5, ap. 1, n.º 1 de la Ley ale­mana de per­ma­nencia (Auf­enthG)

Prueba de dis­poner de recursos sufi­ci­entes para garan­tizar la subsistencia

El art. 5, ap. 11, frase 1 del SGB V tam­bién regula los cri­te­rios esen­ciales para ase­gurar a soli­ci­tantes de asilo, así como a ciu­da­danos de otros estados miembro de la Unión Europea, de otras partes cont­rat­antes del Acuerdo sobre el Espacio Econó­mico Europeo o de Suiza.

¿Es posible ase­gurar en el régimen de seguro médico púb­lico a los hijos de per­sonas no ase­gu­radas en este?

A menudo, los extran­jeros que llegan a Ale­mania con un seguro Inco­ming no solo deben ocup­arse de su propio seguro, sino tam­bién de los hijos que los acom­pañen o de los que nazcan en Alemania.

Es posible ima­gi­narse las sigu­i­entes configuraciones:

  1. Matri­monio con un cónyuge resi­dente en Ale­mania a través del cual es posible un seguro fami­liar a través del régimen de seguro médico público
  2. Algunos niños nacidos en Ale­mania de la per­sona que entra en el país se pueden ase­gurar de forma vol­un­taria por una con­tri­bu­ción propia a partir del día de naci­mi­ento en el marco del art. 5, ap. 1, n.º 13 b del SGB V y art. 20, ap. 1, frase 2, n.º 12 del SGB XI. Para ello no es necesario ni un matri­monio ni una afi­li­a­ción previa de uno de los pro­ge­ni­tores en el régimen de seguro médico púb­lico. Es más, esto tam­bién es posible cuando el ase­gu­rado con un cont­rato Inco­ming está afi­liado a un seguro médico privado.
  3. En el marco del seguro fami­liar, los niños no nacidos en Ale­mania que lle­guen al país pueden ase­gur­arse en el grupo fami­liar a través de uno de los pro­ge­ni­tores con arreglo al art. 10 del SGB V o, de no darse la obli­ga­to­riedad de seguro, ase­gur­arse de forma privada. No obstante, esto puede dar lugar a pro­blemas nota­bles en la prác­tica porque no todos los posi­bles socios con­trac­tuales están dis­pu­estos a aceptar per­sonas sin una cober­tura ale­mana previa.

Los niños recién nacidos se pueden ase­gurar de forma púb­lica y vol­un­taria en muchos casos cuando nin­guno de los pro­ge­ni­tores está afi­liado al régimen de seguro médico púb­lico en el momento del naci­mi­ento. Si, más adel­ante, se dan los requi­sitos para un seguro fami­liar, pasan a formar parte del seguro fami­liar de sus padres de forma automá­tica y con carácter retroac­tivo previa solicitud.

La infor­mación falsa o con­fusa no con­forma aquí nin­guna excep­ción. Así, al ser preg­un­tado, AOK Nie­der­sachsen con­testó entre otras cosas:

«El bebé úni­ca­mente puede ase­gur­arse en el seguro fami­liar con la madre, a menos que uno de los pro­ge­ni­tores haya trans­ferido perí­odos de ase­gura­mi­ento pre­vios (los últimos 12 meses sin inter­rup­ciones o dos años en los últimos cinco años) al seguro de enfer­medad público».

El tras­fondo de la soli­citud eran una cónyuge que había ent­rado en Ale­mania desde fuera de la EU con un seguro Inco­ming, mien­tras que el padre del hijo en común dis­ponía de un seguro privado com­pleto. Entre tanto, otro ase­gu­rador púb­lico ha asumido la cober­tura para el bebé, antes incluso de la afi­li­a­ción de la madre en el régimen de seguro médico público.

Como inter­me­di­ario, debe tener en cuenta que puede ser razon­able acordar una cober­tura sólida contra enfer­medades (como un seguro de enfer­medad suple­men­tario), nece­sidad de cuid­ados o acci­dentes direc­ta­mente desde el nacimiento.

Lle­gados a este punto, dese­aría agra­decer al señor Werner Alldag de la Mobil­kran­ken­kasse por sus nume­rosas obser­va­ciones y su asis­tencia en la tra­mit­a­ción de casos com­pli­cados. Por des­gracia, parece que las inst­ruc­ciones de tra­bajo internas a menudo se tra­mitan sin cues­tio­narlas de forma crí­tica ni eva­luar de forma sufi­ci­ente el caso en particular.

Encon­trará más infor­mación sobre el tema aquí:

(alemán e inglés)

(alemán y tailandés)


[1] Véase, por ejemplo, Bach / Moser «Pri­vate Kran­ken­ver­si­che­rung. Kom­mentar zu den MB/KK und MB/KT.» Mün­chen (C.H. Beck), 5.ª edi­ción, 2015, S. 177

[2] Véase, por ejemplo, Bach / Moser «Pri­vate Kran­ken­ver­si­che­rung. Kom­mentar zu den MB/KK und MB/KT.» Mün­chen (C.H. Beck), 5.ª edi­ción, 2015, S. 179

[3] «LG Mün­chen II, End­ur­teil v. 06.04.2021 – 10 O 1137/20 Ver» en «gesetze​-bayern​.de» (en alemán). Dis­po­nible en https://www.gesetze-bayern.de/Content/Document/Y‑300-Z-BECKRS-B-2021-N-6662?hl=true, con­sul­tado por última vez el 18 de febrero de 2022.

0 0 Stimmen
Article Rating
Abonnieren
Benachrichtige mich bei
guest
0 Comments
Interne Rückmeldungen
Alle Kommentare anzeigen